Envío gratis 24/48H. Devoluciones gratuitas.

Formas en lentes y monturas

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

¿Qué anchura es la apropiada en las gafas de sol?

Las gafas no sirven solamente para ayudarte a ver mejor sino que también son un accesorio de estilo y tendencia de moda. Y aunque todos tenemos un rostro único con sus singularidades biométricas, hay algunos parámetros comunes con los que orientarse*. ¿Qué gafas le sientan mejor a mi cara y cómo de anchas debieran ser?En general, nos resulta armonioso ver una cara enmarcada en una montura de similares proporciones, con una distancia equilibrada entre ambas mejillas, pero aún así, hay ciertas excepciones. Unas gafas finas con lentes redondeadas dan un aspecto tímido e intelectual, mientras que unas con un tamaño XL y una montura más ancha, nos transmiten una imagen más extravagante y extremada.

Distancia Interocular

La distancia entre ambos ojos puede variar muchísimo. A veces es relativamente ancha o estrecha. Unas gafas bien escogidas, pueden ayudarte bastante a armonizar tu look. En principio, cuanto más ancha sea la distancia entre los ojos, más grueso debería ser el puente de la montura. En el caso contrario, cuando esa distancia es más estrecha, la montura y patillas deberían ser más gruesas.

¿Qué gafas me sentarán mejor a mí?

Buena pregunta. Finalmente, cómo de armoniosas se vean, depende de la forma de cada rostro y sus facciones. Realmente, es tu elección personal pero si no estás muy seguro/a, te damos unos consejos para que veas lo que puede sentar mejor en cada caso particular.

Rostro cuadrado o angular

En un rostro cuadrado o angular predomina una mandíbula fuertemente marcada, una barbilla prominente y un contorno muy delineado. Recomendamos una montura más redondeada o ligeramente “aladas” – un ejmplo son las famosas gafas “eyecat” con forma de ojos de gato – para suavizar toda la imagen en general.

Rostro ovalado

Normalmente, con este tipo de facciones, suele sentar bien cualquier forma y estilo de gafas. Escoger una montura recta o con picos acentuados te otorgará una expresión moderna a la vez que pronuncia tu contorno.

Rostro redondeado

Este rostro que suele ser bastante redondo en su contorno, está marcado por unas mejillas suaves y una barbilla también redondeada. Para compensar esta forma, aconsejamos una montura más alargada y poco gruesa o incluso parcial (sin montura en la parte inferior).

Rostro en forma de corazón

Si tienes una frente despejada y alta, pómulos y mandíbula marcados y una barbilla un poco puntiaguda, quizás quieras suavizar esos rasgos un poquito. Una montura y unas lentes suavizadas te darán un aspecto amigable y en equilibrio con tu fisonomía.

Rostro trapezoidal

Este tipo de rostro es relativamente ancho en la mandíbula inferior y más estrecho en la parte de la frente. Es bueno el marcar un “punto de anclaje” sobre el cual equilibrar la forma. Así que
si este es tu rostro, podrías escoger una montura más marcada en su parte superior. El efecto visual que se consigue es el de un rostro más ancho en la parte superior y más delgado inferiormente.

* Esta guía se basa en estándares estéticos y si bien el cerebro distingue de forma clara las proporciones, finalmente queda en tus manos lo que más te guste y prefieras llevar. Simplemente, te hemos dado unos consejos por si te ayudan a escoger mejor qué gafas de sol podrían sentarte mejor teniendo en cuenta el contorno de tu rostro y tus facciones. Lo que realmente importa es que te sientas a gusto con ellas y que acentúen aquellos aspectos de tu personalidad que te gusta lucir y que otros aprecien. ¡Feliz compra y a causar sensación!

En MADE utilizamos cookies para ofrecerte la mejor experiencia de usuario.