Envío gratis 24/48H. Devoluciones gratuitas.

Gafas de sol, una breve reflexión

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

A menudo sucede que cuando coges tus gafas de sol para pasar el día fuera de casa, apenas eres consciente de lo que estás llevando justo delante de tus ojos. Simplemente, dejas de pensar en ello pero lo cierto es que… ¡Deberías!

Piensa dos veces sobre qué tipo de artículo de moda estás escogiendo. Ya sea en ese centro comercial a la vuelta de la esquina, en una gasolinera, en una tienda china o en cualquiera de los incontables bazares que vas a encontrar durante tus vacaciones a lo largo del paseo marítimo. Todos ellos ofrecen una impresionante variedad a un precio no sólo interesante sino de autética ganga…Pero, ¡espera un segundo antes de efectuar tu compra!

Puedes encontrar gafas de sol en una amplia gama con precios que van desde los 10€ y hasta los 250€, o puedes llegar a vaciar alegremente tu cartera con marcas de diseño que serán aún más caras. Hay grandiosas diferencias entre función y calidad, monturas y estilos, pero las lentes son lo que de verdad debes considerar. Pueden ser polarizadas, reflectivas, fotocromáticas o presentar otras especificaciones que las hacen útiles en condiciones cambiantes. Unas gafas de sol apropiadas estarán siempre hechas para cumplir con los últimos estándares en tecnología actualmente disponibles.

En este artículo, revelamos los secretos que hay detrás de esa sofisticada tecnología que hace de esas vanguardistas y estilosas gafas de sol, un objeto tan deseable. Nuestras recomendaciones deberían ayudarte a tomar la decisión correcta, ya sea porque quieres añadir una nueva joya a tu pija colección de accesorios de moda o porque estés buscando realmente el modo más efectivo de proteger tus ojos.

Porque esto no va sólo de escoger cualquier montura ya sea hecha de plástico, cuerno, metal o madera, y de añadirle dos piezas de cristal o plástico y ya está. ¡En absoluto! La correcta elección depende del propósito con el que compras tus gafas de sol. Así, es esencial que bases tu decisión en un mínimo entendimiento del funcionamiento de la luz, cómo ello afecta a tu visión y consecuentemente, ¡a tu salud!

Unas buenas gafas de sol no sólo causarán un importante impacto estético sino que además serán funcionales y te protegerán de los rayos ultravioletas, la luz intensa y el resplandor, y serán capaces también de neutralizar frecuencias específicas de luz. La luz intensa o ultravioleta puede dañar tus ojos, especialmente tu córnea o retina. Por tanto, existen filtros específicos que eliminan completamente los rayos UV-A y UV-B, reduciendo óptimamente la luz intensa con lentes más oscuras. El resplandor y las reflexiones se eliminan con la polarización y los diversos colores te libran de las dañinas frecuencias que pueden causarte una visión borrosa o potenciar el contraste.

Así que honestamente, las gafas de sol baratas nunca llegarán a ofrecer estos beneficios sino más bien todo lo contrario. Normalmente, la protección frente a los rayos UV-A no es suficiente o ni siquiera existe. Las lentes comunes de plástico no están realmente polarizadas sino cubiertas con una gruesa capa de algún color resplandeciente, que crea la ilusión de estar viendo algo que merece ser comprado, cuando la realidad es que se trata de otro fraude más, con una pequeña pegatina que dice “Polarizadas” cuando no lo son!

Esta capa de revestimiento que añaden a las lentes, bloquea la luz sólo parcialmente, forzando a tu iris a abrirse más, lo cual permite de hecho que los dañinos rayos ultravioletas y la luz intensa proveniente de otras fuentes, penetren más fácilmente en tu retina. Una protección deficiente contra el resplandor o ciertas frecuencias, causarán un doloroso daño a tu córnea y provocarán irritaciones que afectarán a tu visión temporalmente, o en el peor de los casos, incluso permanentemente. Piensa que esas gafas de sol deben ser literalmente, las niñas de tus ojos.

La cantidad de facsímiles que circulan por el mercado y que son sólo una imitación barata de las gafas de verdad apropiadas, es abrumadora. Están tan bien imitadas en su diseño, que son casi exactas a las gafas de sol de las marcas más renombradas. ¡No te engañes!

¿Realmente crees que cualquier gran marca permitiría que sus gafas de sol fuesen vendidas a bajo coste en supermercados, en la playa o en el “top manta” de cualquier calzada junto a otras copias piratas?

Queremos reivindicar las buenas marcas que son responsables con la salud del usuario versus las copias falsas, no porque sean más molonas, sino porque su marca es sinónimo de buen funcionamiento y calidad, y porque garantizan que tus ojos estarán bien protegidos. Nuestro consejo es que tengas cuidado e inviertas un poquito más, en un artículo que esté fabricado para ser un accesorio que vale la pena y que va a ser duradero, hasta el punto de poder usarlo durante muchos años y no sólo de forma efímera y estacional. NO compres barato. ¡Eso te va a salir caro!

Y con este artículo, no estamos diciendo que sólo las marcas más conocidas producen las únicas opciones del mundo con una calidad aceptable. Existen otras muchas marcas que aunque no sean las más caras o no aparezcan en Televisión, son también buenas opciones de compra. Se trata de que prestes un poquito de atención a la relación calidad-precio. Seguramente estará calculado de un modo razonable. Las mejores gafas bloquean la luz hasta un 97% y están clasificadas como UV400. ¡Esto es obligado! Esta norma garantiza el más alto nivel de protección contra los rayos ultravioleta y previene al usuario de lamentables daños para su visión.

Por supuesto, comprendemos que también quieres que tus gafas de sol sean llamativamente atractivas a la vez que añaden un toque a tu personalidad. Y para que todo ello funcione en perfecta armonía con lo anteiormente explicado… ¡El precio importa!

Para que tengas una idea, puedes encontrar gafas de sol apropiadas que costarán aproximadamente entre unos 80-130€. Todas ellas van a cumplir con los estándares a la vez que son altamente funcionales y garantizan al 100% la protección para tus ojos. Eso es lo que deberías tener en mente en primer lugar.

En general, los precios inferiores a los 70€ no son la elección más óptima, aunque tampoco otras gafas de sol que excedan los 150€ tienen que ser necesariamente mejores. El precio se habrá incrementado por su exclusivo diseño o porque estás pagando por la marca en sí misma. Pero eso ya queda en tus manos. Hemos querido darte simplemente una orientación. Ahora sabes cuáles son los factores que debes considerar antes de efectuar tu compra. Si estás pensando en un nuevo modelo de gafas de sol para el inminente verano, por favor… No compres ciegamente. ¡Piénsalo dos veces!

En MADE utilizamos cookies para ofrecerte la mejor experiencia de usuario.